foto epp
Descargar el Audio

El EPP asume la autoría de la emboscada del 27 de agosto de 2016 en Arroyito en la que murieron ocho militares, reivindica sus tácticas de combate y señala que el ataque fue obra del "Comando de Fuerzas Especiales Teniente 'Coco' Bernal". La difusión de este material forma parte de las exigencias que puso el grupo armado para la liberación de Franz Wiebe.


“Las modernas armas recuperadas del enemigo por las fuerzas especiales epepistas Comando Teniente Coco Bernal, en la emboscada del 27 de agosto del 2016 en Arroyito- Concepción, que fueron compradas con dinero del pueblo, ya están en donde siempre debieron estar. Ya no apuntan hacia el pueblo, pues están en manos epepistas que defienden al pueblo pobre” dice el comunicado que lee a cámara Liliana Villalba.

Este video estuvo en poder de las autoridades desde setiembre de 2016. Pese a su tarscendencia, nunca informaron del contenido.

“No es cobardía señores, es táctica guerrillera”

En el material, el grupo armado se defiende de las acusaciones del entonces ministro Francisco de Vargas quien los trató de criminales y cobardes.

“No somos terroristas, no somos criminales, somos hijos del pueblo pobre. El EPP es el pueblo armado y uniformado que levanta su voz por el que sufre, por el que no hay ninguna razón que lo condene a vivir con hambre”

“Ante el fracaso de sus grandes ofensivas, el enemigo últimamente se ha sumido en una inactividad a la que denomina tarea de inteligencia, los siempre bravucones enemigos que prometen eliminar al EPP, en dos meses se han tragado sus lenguas, viven en silencio, rumiando sus frustraciones, producto de sus continuos fracasos”

“Dicen que lo que quieren es que el enemigo venga con sus ataques contra revolucionarios al menos así pueden ver de qué más allá de sus narices existen paraguayos que viven en la miseria y el olvido. Creen que la desmoralización en que están sumidos no les permitirá”

“Sus combatientes más veteranos ya no quieren ir a las zonas guerrilleras, hoy envían a reclutas muy jóvenes, casi niños. Cada paso que den lleva consigo el peligro, así es la tierra de los guerrilleros epepistas, hasta los árboles y las piedras están en lucha. Cada día que pasa nuestras necesidades son menos y más fáciles de conseguir”

“Cuando atacamos sus partes débiles, gritan ¡cobardes, cobardes!, no es cobardía, señores, es táctica guerrillera”.