El número de turistas de China que viajaron a Taiwán cayó en 2016 un 14,4 %, el primer descenso en ocho años, debido al aumento de tensión entre ambas partes tras la llegada al poder de la presidenta taiwanesa, Tsai Ing-wen, anunciaron hoy las autoridades chinas.


La cifra de turistas chinos en Taiwán desciende por primera vez en ocho años.

Un total de 3,61 millones de turistas chinos visitaron la isla el año pasado, lo que supone un descenso en unos 800.000, explicó un portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Gobierno chino, Ma Xiaoguang, en una rueda de prensa en Pekín.

Por contra, la cifra de turistas taiwaneses que viajaron a China subió el año pasado un 4,2 % hasta los 5,73 millones.

El portavoz negó que su Gobierno haya influido en el descenso de turistas que viajan a Taiwán como represalia por , pero sí aludió a motivos políticos.

Según Ma, las políticas del nuevo Gobierno taiwanés han hecho menos atractivo visitar la isla para los turistas chinos, mientras que a la inversa la actitud de Pekín ha hecho más interesante a los taiwaneses viajar al gigante asiático.

La presidenta taiwanesa asumió el cargo el 20 de mayo, por lo que la caída del turismo chino tuvo lugar en prácticamente el segundo semestre del año pasado, y si continúa la tendencia el descenso podría ser mucho mayor durante 2017.

Según cifras oficiales taiwanesas, el número de visitantes chinos cayó un 36 % interanual desde la toma de posesión de Tsai, del independentista Partido Demócrata Progresista (PDP).

Especialmente fuerte, según esta agencia, fue el desplome de más del 50 % desde mayo del número de turistas chinos que viajaron a Taiwán en grupos organizados, el sector en el que resulta más fácil influir por parte de las autoridades de Pekín, en forma de presiones a las agencias estatales de viajes. EFE