Además alrededor de 250 personas han resultado heridas en las últimas 24 horas por bombardeos de la aviación del régimen del presidente Bachar al Asad, que ha intensificado los ataques, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.


El régimen de Bachar al Asad, ha intensificado los ataques en coincidencia con el inicio de la fiesta musulmana Eid al Fitr.

Los fallecidos son 22 menores, 7 mujeres y 40 hombres.

La ONG no descartó que el número de muertos sea superior, porque muchos de los heridos se encuentran en estado grave.

Las provincias que sufrieron los ataques fueron Rif Damasco; Al Quneitra y Deraa, en el sur; Homs y Hama, en el centro; Latakia, en el noroeste; Alepo e Idleb, en el norte; y Deir al Zur y Al Hasaka, en el noreste.

De esos bombardeos, al menos 241 fueron cometidos por helicópteros militares, que arrojaron un total de 132 barriles de explosivos, mientras que 109 fueron perpetrados por aviones castrenses.

Este aumento de los ataques aéreos del Ejército coincide con el inicio hoy de la fiesta musulmana del Eid al Fitr, que pone fin al mes de ayuno de ramadán.

Siria es escenario de un conflicto desde marzo de 2011, que ha causado más de 230.000 muertos.

Fuente: EFE