Las autoridades chinas han ejecutado a un antiguo profesor de una escuela de primaria de la provincia noroccidental de Gansu por violar o abusar sexualmente de 26 menores, según informaron fuentes oficiales a través de la agencia oficial Xinhua.


China es el país con más ejecuciones del mundo

El Tribunal Popular de la ciudad de Tianshui (provincia de Gansu) ejecutó en la noche del jueves a Li Jishun, tras ser declarado culpable por abusar a 26 niñas, de entre 4 y 11 años, cuando trabajaba de profesor en una escuela de primaria durante el periodo 2011-2012.

Según han divulgado fuentes oficiales, Li se aprovechó de la inocencia y timidez de las niñas para abusar de ellas en las clases y dormitorios del colegio de primaria.

El Tribunal Supremo Popular ha difundido también los detalles de otros casos de abusos a menores, entre ellos, el de un hombre que violó a cinco niñas en la residencia del colegio.

El violador fue condenado a pena de muerte aplazada por dos años, lo que en el sistema judicial de este país acaba suponiendo en muchos casos una cadena perpetua.

Los casos de abusos a menores han aumentado recientemente. Los tribunales provinciales chinos se han enfrentado a 7.145 casos de estas características durante los dos últimos años.

EFE